jueves, 19 de enero de 2017

Origen de Mandar a la porra.


Se manda a la porra a alguien cuando se quiere uno librar de él.

El bastón de mando, que se llamaba porra y tenía forma de tal, de los militares jefes de las secciones de los tercios españoles, se clavaba en el suelo en un lugar algo alejado de la tropa.

Cuando algún soldado de los tercios merecía un castigo era aislado del resto de sus compañeros que estaban acampados, mandándolo durante un tiempo junto a la porra clavada en el suelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario