miércoles, 8 de febrero de 2017

Origen de Pedir cuentas al maestro armero.

Se dice pedir cuentas al maestro armero cuando se quiere indicar que en caso de no estar satisfecho se debe reclamar a quien corresponda que no es al que se interpela.

En 1703, Felipe V creó la figura del maestro armero ya que en aquel entonces se sustituía el uso de la pica por el del fusil, y esa persona era el responsable de que las reparaciones y mantenimiento de las armas fuera óptimo.

Maestro armero que sólo hace un arma que merezca la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario