domingo, 12 de febrero de 2017

Origen de Comerse un marrón.

Se dice comerse un marrón cuando eres responsable de resolver una tarea muy complicada.

Antiguamente, en Salamanca se denominaba como marrón al tronco o viga de las construcciones que se utilizaba para colgar todos los trastos, es decir, el marrón cargaba con todo. De aquí el origen de esta expresión.

Esto son los marrones que gustan de comerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario