miércoles, 18 de enero de 2017

Origen de Tomar por el pito del sereno.

Se dice tomar por el pito del sereno cuando no se le hace el mínimo caso a alguien.

Su origen viene de la antigua profesión de sereno. Era un personaje que recorría las calles de las ciudades por la noche con un silbato y que se encargaba de abrir los portales de las viviendas cuando alguien no llevaba o no encontraba las llaves, de encender las farolas, de vocear las horas en punto e informar de la climatología, además de tratar de mantener el orden de las mismas y llamar a los cuerpos de seguridad (con el silbato) cuando observaban algún incidente.

El problema es que se tomaron con demasiado ahínco su cometido, y cada poco tiempo hacían sonar su silbato por considerar que se estaba cometiendo alguna irregularidad; la mayoría de las veces eran hechos sin importancia, por lo que la policía pronto empezó a dejar de hacer caso a las constantes y continuas llamadas de los serenos, que poco a poco fueron perdiendo su autoridad ya no solo frente a la policía, sino frente a los ciudadanos, que harán “oídos sordos” a sus llamadas de atención.

Gracias a Mortadelo sabemos cómo vestían los serenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario