miércoles, 18 de enero de 2017

Origen de No es moco de pavo.

Se dice que no es moco de pavo aquello que es más complejo de realizarse de lo que en un principio parece.

El dicho tiene origen en la jerga de germanias, es decir, el habla española propia del hampa de los siglos XVI y XVII. En esta jerga, los rufianes y ladrones llamaban moco al trozo de cadena que quedaba después de robar el reloj de bolsillo de la víctima, que era conocido como pavo. 

Así, cuando éste iba a sacar su reloj para ver la hora, se encontraba entre sus dedos aquella especie de moquillo, bailando fláccido en el interior del bolsillo. De ahí su expresión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario