miércoles, 18 de enero de 2017

Origen de Dar la lata.

Se dice dar la lata cuando alguien se comporta de manera muy pesada.

Parece que hay tres posibles versiones de su origen.



La primera de ellas hace referencia al tubo de lata en el que llevaban los soldados viejos unos papeles que demostraban sus hazañas bélicas o que acreditaban el buen servicio prestado a la patria (allá por el siglo XVII), y que solían acompañarles cuando visitaban los despachos de sus superiores en busca de alguna pensión o compensación económica por los servicios prestados y las secuelas que estos les habían dejado en sus cuerpos.
Otra versión nos lleva hasta Málaga (España), donde al parecer en la cárcel se solía vender a los presidiarios un licor hecho a base de sobras de varios vinos y que éstos compraban por latas, lo que les proporcionaba una incontestable borrachera que se traducía en alboroto y jaleo; resultando tremendamente molesto para el resto de presidiarios y personal de vigilancia.
Finalmente también se cita el uso de latas en las cencerradas que se celebraban en distintas localidades como celebración por los segundos casamientos de alguien que había quedado viudo/a.


No hay comentarios:

Publicar un comentario